Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /homepages/27/d681246744/htdocs/wp-content/themes/Serendipia_v1/includes/builder/functions.php on line 5033
Villuercas, Jara e Ibores | Serendipia

Situada en la parte más oriental de la comunidad extremeña, Las Villuercas, La Jara y Los Ibores, limítrofes con Castila- La Mancha, forman un bello compendio de contrastes geográficos, donde sobresalen serranías con altitudes que superan los 1.200 m. y grandes bosques con especies arbóreas como los robles, alcornoques, castaños, pinos o encinas, destacando a la par sus hermosos valles y amplias zonas de monte bajo, donde reinan auténticos mares de jaras, brezos y cantuesos.

El clima de estas latitudes, es probablemente, uno de los más agradables y benignos de Extremadura. Con estas condiciones geográficas y climatológicas, lógico es pensar que la abundante fauna y flora existente en estas demarcaciones atraigan durante todo el año a ornitólogos, amantes de la observación de las aves y la naturaleza, amigos del senderismo o aficionados a la recolección u observación de las abundantes especies micológicas existentes.

En Guadalupe se puede visitar el Real Monasterio que está declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y en él se puede admirar, además de la imagen de la Patrona de Extremadura, una interesante muestra histórica artística de miniados, pinturas, esculturas, bordados o cerámicas que, en buena parte, reflejan la historia y el arte de Extremadura desde la Edad Media y siglos posteriores.

Entre las fiestas más importantes que se celebran en esta comarca sobresale la festividad de la Virgen de Guadalupe el día 8 de Septiembre, con multitudinaria asistencia de visitantes y peregrinos que se acercan hasta el Real Monasterio de Guadalupe. También destacan Las Candelas y Los Carnavales que se celebran, entre otras poblaciones, en Alía, Deleitosa, Navezuela, Valdelacasa o Bohonal de Ibor.

La arquitectura típica de esta zona viene marcada indudablemente por el clima y la orografía, encontrándonos grandes cubiertas con chimeneas en casas de poca altura y en especial en los Ibores y La Jara, mientras que en las Villuercas las construcciones destacan por ser edificios de dos plantas, donde se utilizan preferentemente la madera de castaño y la pizarra. Sin duda es en la Puebla de Guadalupe, conjunto Histórico- artístico, donde observamos, en algunos de sus barrios, los típicos entramados de madera en la planta superior de los edificios y bellos soportales en la inferior.

Desde antaño, el uso de los buenos productos naturales de la zona y la abundancia de especies cinegéticas, han otorgado fama culinaria a los fogones y restaurantes de estas tierras, algunos de ellos con tradición secular e influencia monacal. Nos deleitan con sus carnes de cabrito, cordero, cerdo, caza mayor y menor junto con embutidos propios de la típica matanza extremeña con excelentes morcillas,.. pero estas serranías también brindan excelentes setas, espárragos trigueros o criadillas.

Merecida fama tiene el queso y la miel de Los Ibores, ambos con Denominación de origen, destacando igualmente la calidad de los vinos y licores de poblaciones como Cañamero, Berzocana o Guadalupe y el aceite de oliva de Navalvillar de Ibor.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies