La localidad de Trujillo se sitúa en el corazón de Extremadura a escasos 46 km de Cáceres y en el centro del eje formado por la capital de España, Lisboa y Sevilla. Se trata de un importante complejo urbano asentado sobre un gran batolito granítico conformado a partir de diferentes épocas y mentalidades arquitectónico-urbanísticas, cuyos testimonios han hecho de ella una de las más importantes ciudades del mundo.

La impresión que se lleva el viajero cuando se acerca a Trujillo es la de encontrarse ante un medieval barco varado en un cerro de canchales. La ciudad se eleva orgullosa y vigilante sobre una sorprendente y hermosa protuberancia granítica, sobre un insólito berrocal, como dice la copla: “Si fueres a Trujillo, por donde entrares, hallarás una lengua de berrocales”. La masa de sus torres y sus ruinas se recorta sobre el cielo.

Este noble territorio es uno de esos ejemplos singulares en los que se hace patente la transformación del paisaje por el ser humano de una forma única, es la piedra hecha ciudad. El hombre ha transformado un gran batolito granítico convirtiéndolo  en arquitectura, arte e historia. El Turaca celta, el Turgalium romano, el Taryalah árabe o el Truxiello de la Reconquista cristiana han escrito en piedra un intenso devenir histórico.

Así, Trujillo es un  conjunto histórico, declarado bien de interés cultural de reconocido valor histórico, urbanístico, arquitectónico y patrimonial dentro de la región de Extremadura, y en los ámbitos nacional, europeo y latinoamericano. Y el paisaje que lo rodea es, en definitiva, resultado de un cúmulo de circunstancias históricas, territoriales y urbanas, así como de un paulatino proceso de conformación y acondicionamiento del territorio a manos de las civilizaciones que lo han habitado.

No podemos irnos de Trujillo sin visitar y contemplar lugares como La Iglesia de Santa María La Mayor (siglo XIII), el Castillo (antiguo alcázar árabe), La Puerta de la Vera Cruz o San Andrés, formada por un arco apuntado aparejado con pequeñas dovelas. La defendía de la casa fuerte de los Escobar. En la parte posterior está el escudo de los Austria, siglo XV, o los Palacios de la Plaza Mayor.

Además, en Trujillo se celebran dos fiestas de interés turístico regional, el Chíviri y la Semana Santa Trujillana, y otros eventos como la Feria Nacional del Queso y la Feria Agroganadera.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies